Deutsch

Ver Mapa Parque Nacional Lauca

 
 
Ver Mapa San Pedro de Atacama
 
 
       

El Norte Grande de Chile ofrece una variedad de paisajes única, donde los ambientes del altiplano y el desierto de Atacama se reúnen con resultados sorprendentes y extremadamente hermosos.

Una zona de contrastes extremos donde la aridez se contrapone con los fértiles valles y oasis alimentados por las aguas del altiplano. Una conjunción de ambientes tan extremos y contrastados, como si estuvieran juntos los Himalayas, el Sahara y el mar de Bering.
       
Lago Chungará Geoglifos Geysers del Tatio
El Parque Nacional Lauca tiene una superficie de 137.883 hectáreas y se encuentra en la comuna de Putre, Provincia de Parinacota, Primera Región. Comprende la precordillera y el altiplano del extremo noreste de la Región de Tarapacá. Presenta lluvias en verano y nieve en el invierno; el clima es seco con 280 mm. de precipitación media anual y una temperatura promedio que oscila entre 12°C y 20°C durante el día y -3°C a –10°C en la noche.
En general, el relieve del Parque es irregular. Se destacan los volcanes Parinacota, de 6.342 m.s.n.m. (metros sobre el nivel del mar); Pomerape, de 6.282 m.s.n.m.; Guallarite, de 6.060 m.s.n.m. y Acotango, de 6.050 m.s.n.m. Además, en el sector del altiplano (que abarca gran parte de la zona central del Parque) existen calderas volcánicas como el Ajoya y el Tejene y campos de lava como el Cotacotani.
       
El encantador pueblo de San Pedro de Atacama, ubicado a 2.450 m.s.n.m. en el borde norte del gran Salar de Atacama (el más grande del país), es quizás uno de los lugares de Chile que más atractivos reúne.
San Pedro se encuentra a los pies de la cordillera de los Andes, que en esta zona alcanza los 6.100 m.s.n.m. Frente a San Pedro y a tan sólo 40 km de distancia, se encuentra el majestuoso y místico volcán Licancabur (5.916 m.s.n.m.). El nombre significa cerro del pueblo y fue venerado por los Incas quienes realizaban ceremonias y dejaban ofrendas en el cráter que se encuentra en su cumbre.
       
A tan sólo 15 km. se encuentra el misterioso Valle de la Luna. Tal como su nombre lo señala, las formas y colores de las rocas que allí se encuentran, dan al paisaje una apariencia lunar.
Desde el punto de vista arqueológico, el área de San Pedro resulta de sumo interés. La historia de la zona se remonta a 11 mil años A.C., fecha a la que corresponden los vestigios humanos más antiguos que allí se han encontrado. Uno de los mejores ejemplos de la riqueza histórica y arqueológica del lugar, lo constituye la Aldea de Tulor, de 3.000 años de antigüedad. La gran actividad geológica de la zona no solo ha creado los volcanes sino que además dio origen los célebres Geysers del Tatio (4200 m.s.n.m.). Para observar los Geysers en su plenitud, la mejor hora del día es el amanecer, por lo que se recomienda salir de San Pedro a las 5:30 AM, para llegar al Tatio a las 7 A.M. Algunos geysers alcanzan alturas de 3-4 m. Las aguas termales cercanas a los geysers, permiten disfrutar de un delicioso baño, termal mientras se observa la salida del sol. La temperatura del agua puede alcanzar los 54º C. Por otro lado, no se puede dejar de hacer referencia al cielo de San Pedro, ya que por la noche es un espectáculo por sí solo: la Vía Láctea cobra un blanco muy luminoso.
Después del Valle del Elqui, en la Cuarta Región, éstos son los cielos más claros y nítidos del planeta.
       
Contacto
 
Subir
 
 
Norte Chico
Litoral Central
Región Metropolitana
 
Ruta del Vino
Ruta de los Volcanes
Sur de Chile
Cruce de Lagos
Carretera Austral
Patagonia - Antártica
Islas